Ella solo quería pasar más tiempo con su padre

Su padre estaba sentado en el sofá y ella se echó a su lado. El hombre nunca le había prestado mucha atención y ella necesitaba pasar tiempo con él. Pero nada más apoyar su cabeza en sus rodillas el hombre se calentó y comenzó a tocarle las tetas. Sin duda tenía buenos pechos, mucho mejor que los de su actual pareja. Eso le sugirió a su mente enferma y depravada tener sexo con su hija. Así que se sacó la polla para que ella se la comiera, la chica así lo hizo. En los planes de la chica no estaba tener sexo con él, pero todo aquello la había calentado de tal forma que deseaba hacerlo más incluso que su padre.

Al final, la chica acabó tumbada en el sofá mientras el hombre maduro perforaba su coño como si fuera un taladro hasta acabar bombeando toda su leche en la cara de la jovencita.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS